Categorías
Sin categoría

Que se levanten los valientes

Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos. 1 Samuel 30:8

¡Levántense valientes! Levántense de las cenizas de la derrota, hay un destino para ustedes y es ahora. Escucho al Señor decir: ¡Persigan, alcancen y sin falta, recuperarán todo! Incluso en medio de sus batallas, problemas y dolor. Escucho al Señor decir: «¡Ciertamente se levantarán!». Escucho al Señor decir: «Ciertamente, todos los días de su vida los seguirá Mi bondad y Mi misericordia». Veo un manto de poder sobrenatural cubriendo a Su pueblo en esta hora y el nombre en él es «¡VENCEDOR!» Sí, consultan con el Señor y escuchan Su Palabra: «¡Vencerán! Persigan, alcancen y sin falta, recuperarán todo. ¡Dios se está revelando a los valientes en esta temporada!

¡Valientes, Dios está liberando un decreto desde los cielos y requerirá sus manos para la batalla! Es tiempo de arrebatar las cosas que el enemigo ha tomado. Dios les devolverá siete veces más, dentro de Su plenitud porque es su porción. Esta temporada de alineamiento viene con un juicio y una reprimenda al enemigo. Ahora, sométanse a Dios en espíritu y en verdad. Resistan al diablo y observen cómo huye de ustedes de siete maneras diferentes. El será dispersado.

Deuteronomio 28:7 El Señor hará que los enemigos que se levanten contra ti sean derrotados delante de ti; saldrán contra ti por un camino y huirán delante de ti por siete caminos.

Permítanme animarlos, mientras nos alineamos con el mandato de Dios, El también traerá promoción y favor para desbloquear el destino profético. Sí, veo muchos destinos proféticos esperando ser liberados. Muchos mandatos, mantos y unciones esperando ser liberados de la mano del Señor. Él no nos ha olvidado, pasado por alto o negado. Como David, debemos cobrar ánimo. Ahora es el tiempo de creer que Dios nos ha marcado y nos ha elegido para entregar las buenas noticias, sanar a los enfermos y liberar a los cautivos. Levántense valientes del Señor.

Dios ha estado enviando estruendosas sacudidas a las naciones del mundo. Él ha estado revelando las cosas en la tierra, pero sepan que también está revelando Sus planes desde Su trono en los cielos. Dios ha estado preparando Su poderoso ejército de avivamiento y reformadores en la tierra. Tengan la seguridad de que nuestro Soberano Dios con una mano ha traído la venganza a los impíos y con Su otra mano está comisionando a Sus valientes para llevar a cabo el orden, la justicia y la retribución para el Pueblo de Dios.

Isaías 35:4 Digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes y no teman, porque su Dios viene para destruir a sus enemigos; viene para salvarlos».

No importa lo que hayan hecho, el tiempo que haya pasado y lo mucho que se hayan desviado del camino: ¡Dios los está llamando a formarse! Es tiempo de levantarse de entre los pozos de la derrota y la lucha. Es tiempo de levantarse de la limitación. Veo el amor, la gracia y la misericordia de Dios cubriéndolos con un manto de poder sobrenatural para «¡Perseguir, alcanzar y sin falta recuperar todo!». Recojan su espada. Tomen su escudo. ¡Levanten su voz con un grito de guerra porque está en su línea de sangre! ¡Ustedes son mas que vencedores! ¡Obtendrán la victoria! (Daniel Emerson)

1 Samuel 30: 18-20 Así que David recuperó todo lo que los amalecitas habían tomado y rescató a sus dos esposas. No faltaba nada: fuera grande o pequeño, hijo o hija, ni ninguna otra cosa que se habían llevado. David regresó con todo. También recuperó los rebaños y las manadas, y sus hombres los arrearon delante de los demás animales. «¡Este botín le pertenece a David!», dijeron.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"