Dios quiere hablarte

Publicada el
Dios quiere hablarte

Entonces Él dijo: Sal y ponte en el monte delante del Señor. Y he aquí que el Señor pasaba. Y un grande y poderoso viento destrozaba los montes y quebraba las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Y después del fuego, el susurro de una brisa apacible. 1 Reyes 19:11-12

En su devocional “Como escuchar la voz de Dios” Mark Batterson dice: “El susurro suele emplearse para mantener algo en secreto. No hay otro medio de comunicación más íntimo que el susurro. ¿por qué habla Dios, a veces, en susurros? Cuando alguien se expresa con susurros, el receptor debe acercarse mucho para escuchar. Es más, debe acercar su oído a la boca de la persona que susurra. Nos inclinamos hacia el que susurra y eso es lo que Dios quiere. El objetivo que el Padre celestial persigue no es solo que escuches su voz; es que tengas intimidad con Él. Dios nos habla en un susurro porque quiere estar lo más cercano de nosotros que sea divinamente posible. Él nos ama y se deleita mucho con nosotros. ¿No estás agradecido por un Dios tan amoroso? Aunque el Todopoderoso podría intimidarnos con su voz audible, nos conquista con un susurro. Susurro que es Su propio aliento de vida”. En este año 2022 Dios quiere una mayor intimidad. Medita en esto mientras lees esta palabra profética de Roma Waterman.

“Mientras oraba sobre el próximo año, el Señor me dijo «2022 será el año de la pequeña voz». Inmediatamente me recordó esta escritura: 1 Reyes 19:11-12. Sentí que el Señor decía que nos iba a hablar de maneras nuevas y frescas en el 2022. La temporada que hemos tenido se ha sentido como un huracán, un terremoto, fuertes vientos y fuego. Por supuesto, Él ha estado hablando a través de todo esto, pero ahora en esta nueva temporada, hay algo increíblemente precioso sobre ese susurro silencioso. El susurro revela los secretos, los anhelos del corazón, lo que no es apropiado para ser gritado desde los tejados sino revelado tiernamente al corazón. Sus secretos para los que Él ama serán revelados en ese susurro silencioso.

Siento que debemos posicionarnos el próximo año de manera que podamos escuchar este susurro.  El año de esa pequeña y silenciosa voz, que cuando volvemos nuestro oído se convierte en el centro de nuestras vidas. Ya no nos centramos en la tormenta sino en el sonido de su voz. Mientras reflexionaba sobre esto, sentí que me decía esto:

  • 2022 – No será fácil, pero será satisfactorio
  • Todavía nos queda algo de tiempo en la batalla, pero la ganaremos
  • Las restricciones serán asfixiantes para algunos, pero los que se esconden en el Señor serán más libres que nunca
  • Él nos está enseñando la verdadera libertad que no depende del reino físico sino del reino/espiritual
  • Nosotros como iglesia pasaremos de la RUINA al AVIVAMIENTO
  • Hay un desmantelamiento para que pueda haber una reconstrucción
  • Algunas cosas parecerán grandes e imposibles en el momento, pero todo será humo y espejos y se desvanecerán tan rápido como se anuncian – así que no se alarmen por lo que oyen o ven – manténganse fieles a Su palabra y Su voz

El año de la pequeña y tranquila voz significa un año en el que se escucharán los silenciosos susurros del Señor mientras Él comparte sus secretos con aquellos que pueden callarse en medio de las campanas de alarma que suenan, ¡para ellos habrá victoria, primero en el espíritu y luego en lo natural!  2022 será un año maravilloso lleno de Sus bendiciones sobre ti. Apóyate en Su voz hoy y no temas el ruido que te rodea, el sonido más grande está llegando. (Roma Waterman)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Dios quiere hablarte

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".