Es tiempo de la unción del búfalo

Publicada el
Es tiempo de la unción del búfalo

Pero tú me darás las fuerzas del búfalo, y me ungirás con aceite fresco. Mis ojos verán la derrota de mis enemigos; ¡mis oídos oirán los gritos de angustia de mis adversarios! Salmos 92:10-11

¡Es tiempo de que la unción del búfalo salvaje irrumpa en tu vida! Dios me dio una palabra para el lanzamiento del libro «Los Salvajes”: que quiero profetizar.

El enemigo ha gastado todo su esfuerzo y tiempo tratando de mantenerte oculto para que nunca descubras quien fuiste llamado a ser. Ha tratado de mantenerte en disfunción para que nunca descubras la unción para la que fuiste creado y el mensaje que debes entregar. Él ha tratado de detenerte, estancarte y retrasarte con múltiples asignaciones para mantenerte manejado y controlado. Ha visto la voz con la que naciste y no ha escatimado esfuerzos para asegurarse de que vivieras amordazado y enjaulado toda tu vida. Ha utilizado la religión para rechazarte y evitar que tengas alguna influencia. Ha utilizado a personas que deberían haberte defendido para herirte y que nunca más intentaras levantarte. Ha tratado de hacerte sentir como un leproso e indigno para que nunca te dieras cuenta del poderoso portavoz e hijo/hija que fuiste llamado a ser. Los orfanatos han estado llenos, pero hoy marca un nuevo día para la Iglesia donde las puertas se están abriendo. Los escondidos están emergiendo.

LAS CADENAS SE ESTAN SACUDIENDO

El Señor ha dicho «Durante mucho tiempo Mis profetas y Mi Novia han sido enviados a la clandestinidad o han muerto antes de tiempo. El enemigo ha tratado de hacer a Mi Novia desdentada y débil, pasiva e impotente pero hoy Mi rugido está despertando su rugido de nuevo»

Sí, es hora de que el rugido te restablezca, te sane y te rescate del pozo en el que has estado. Amós 3:8 dice: “Si el león ruge, ¿quién no tiembla? Si el Señor habla, ¿quién no profetiza?” Las heridas y los traumas no están envueltos en tu nombre o identidad. No son tú. Puedes confiárselas a Jesús y seguir adelante.  Es tiempo de sacudir las jaulas y soltar las ataduras de una vez por todas. Es tiempo de quitarte las etiquetas que te pusieron y reprender las maldiciones que se hablaron sobre ti. Sal de la narrativa de los enemigos de tu vida y entra en el camino y el plan del Señor.  Es tiempo de que seas cabeza y no cola, de estar por encima y no por debajo. Es tiempo de aceptar tu voz única y sacudirte el temor al hombre que te ha plagado.

YA NO NECESITAS COMPARARTE

No necesitas vivir atormentado por las mentiras de los enemigos y atrapado en los interminables ciclos de confusión de identidad y propósito. No necesitas seguir buscando la aprobación del hombre. No necesitas los certificados del hombre. Solo el aceite del ungido Jesús y Su aprobación. Tienes permiso para ser el abridor de brecha que fuiste llamado a ser. Tienes permiso para ser indigno como David adorando el arca de regreso a su lugar legítimo. Tienes permiso para vivir para el público de uno y moverte al ritmo de El León de Judá.

Salmos 92:10 Pero tú me darás las fuerzas del búfalo, y me ungirás con aceite fresco.

Tú eres un búfalo salvaje que ha sido ungido para derribar principados y fortalezas.  Eres un desenfrenado caballo de guerra en el frente declarando un nuevo día de avance y victoria después de una temporada de desesperanza y miedo.  Pero tienes que terminar con lo viejo y recoger lo nuevo. No puedes cargar con ambos.

En 2 Reyes 6 cuando la compañía de los profetas estaba construyendo la nueva y amplia casa de los profetas, una cabeza de hacha cayó al agua y se perdió. Eliseo tiró un palo al agua y la cabeza del hacha flotó. Entonces Eliseo le dijo «¡Recógela!». Escucho al señor decir hoy «Recógelo. Recoge lo que has dejado caer. Recoge lo nuevo» No te contengas. No seas cortés. ¡Toma lo que es tuyo por la fuerza!

Así como cuando Elías arrojó su manto alrededor de Eliseo y éste inmediatamente mató a los bueyes y partió en su nueva odisea, ahora estás reconociendo que la hora está cerca.  Este el momento de que recojas tu manto y mates a tus viejos bueyes. Hay que dejar ir las cosas viejas. Es tiempo de que dejes de mirar hacia atrás, dejes lo último y sigas adelante. Es tiempo de dejarlos ir. Perdónalos. Sigue adelante. Es tiempo de dejar ir los bueyes, fortalezas del pasado y recoger tu unción de búfalo que rompe la tierra y derriba las fortalezas.

ES TIEMPO DE SACUDIRTE LA APATIA Y LA DERROTA

Es tiempo de romper todas las ataduras con la esperanza diferida, la pérdida y el dolor de las promesas rotas. Es tiempo de cambiar la leche por carne y el azúcar por sustancia.  Es tiempo de ser un agente de cambio. Es tiempo de ser una trompeta de la verdad en este tiempo de mentiras manipuladoras. Es tiempo de derribar los muros que la religión sólo ha fortificado mediante apretones de manos con profanación y mezcla. Es tiempo de desalojar a los reyes equivocados y establecer la justicia en las ciudades y regiones de la tierra.

Es tiempo de atacar el reino de las tinieblas y recuperar el terreno perdido. Es tiempo de ver los años de la langosta ser restaurados. Es tiempo de sacudirte todos los yugos y vivir la libertad del espíritu. Es tiempo de ver el poder de la Sangre de Jesús trabajando en tu vida, familia y misión. Es tiempo de que entres en la vida de Juan 10:10 una vida más abundante.  Es tiempo de asaltar las puertas del infierno y recuperar cada cosa que te han robado a ti y a cada persona en tu camino para destrucción. (Nate Johnston)

Jeremías 20:9 Me había propuesto no pensar más en ti, ni hablar más en tu nombre, ¡pero en mi corazón se prendía un fuego ardiente que me calaba hasta los huesos! Traté de soportarlo, pero no pude.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Es tiempo de la unción del búfalo

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".