No ha terminado, es un nuevo comienzo

Publicada el
No ha terminado, es un nuevo comienzo

Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados. Isaías 43:18-19

LA TEMPORADA DE CIERRE, LIMPIEZA DE LA CASA Y RESURRECCIÓN DE SEMILLAS CAÍDAS

Recientemente estaba en mi estudio en adoración cuando el Señor me hizo una pregunta simple: «¿Me entregarás ese sueño?» Él me preguntó. Había estado temiendo que vendría esta pregunta durante meses sabiendo que vendría. Desde septiembre del año pasado, hemos sentido una temporada de rendir todo nuevamente y ver cómo se cierran puertas inesperadas y el plan cambia drásticamente. Este sueño era la última semilla que me quedaba y, sin embargo, aquí estaba, aferrándome a ella con toda mi vida, cuando llegó la pregunta. «¿Me lo entregarías?»

No quería ser sincero, pero no le negaría nada al Señor, así que le dije que sí. Mientras se lo entregaba de todo corazón, un gran dolor brotó de mí como si estuviera de luto por una muerte. Era profundamente doloroso, pero puse en el altar, la última semilla que me quedaba. Pasé la siguiente hora de bruces mientras permitía que Dios ministrara mi corazón y rompiera el lazo y las expectativas que tenía con ese sueño. Nunca es fácil dejar ir todo por lo que has estado luchando y construyendo durante años. Aquí es donde muchos de nosotros hemos estado: una temporada de vaciarnos y darle a Dios todo lo que hemos estado cargando y construyendo. ¿Pero por qué?

EL LIBRO CONTABLE DE SEMILLAS

Mientras estaba de bruces esa noche, tuve una visión en la que sostenía un libro de contabilidad y adentro estaba escrito Juan 12:24; “Ciertamente les aseguro que, si el grano de trigo no cae en tierra y muere, se queda solo. Pero, si muere, produce mucho fruto” Empecé a hojear las páginas para ver los diferentes tipos de semillas que habían caído a tierra en los últimos años, pero especialmente en los últimos 8 meses. Esto es lo que leí y lo que percibí que representaban;

  • Las semillas para plantar/establecer/y familia: las semillas y los sueños de estar asentados y establecidos después de una larga temporada de transición. Entregar esto al Señor ha significado tener que rendirse a un período de tiempo desconocido de estar en un patrón de espera.
  • Las semillas del propósito/movimientos y ministerios: las semillas del propósito, de nuestros ministerios y movimientos que hemos estado construyendo durante mucho tiempo. Dios nos ha estado pidiendo que se los entreguemos a Él en esta temporada.
  • Las semillas de las promesas incumplidas: las semillas que no han llegado a buen término y que pensamos ya deberían haberse cumplido. Dios nos ha pedido que las pongamos en Sus manos, así como todas nuestras preguntas.

Cuando vi estos primeros títulos, supe de inmediato que estas eran las semillas que eran dolorosas de soltar o entregar al Señor, pero que eran cruciales debido a lo que iba a suceder después: la resurrección, la multiplicación y el aumento que Dios estaba trayendo a cada semilla que le entregamos. Pero la multiplicación y el aumento no son la única razón por la que Dios nos lleva a estas temporadas: es un movimiento de ajedrez más estratégico de lo que creen. Es para cortar las cuerdas en áreas en las que hemos estado en cautiverio o que lo estaremos en un camino que nos debilitaría.

LA LIMPIEZA DE LA CASA Y EL CIERRE

Luego vi escritos más títulos y supe de inmediato que estas eran las categorías de semillas que Dios estaba enviando a la tierra que nunca volverían a crecer.

LAS SEMILLAS DEL HOMBRE: Las semillas de nuestra propia ambición, deseos y voluntad. Las cosas que estábamos tratando de construir y plantar con nuestras propias fuerzas y los imperios que se han construido sin Él o se han desviado de Su diseño.

LAS SEMILLAS DE LOS PLANES DEL ENEMIGO: Las semillas que el enemigo plantó sutilmente en nuestras vidas que crecerían y estrangularían los planes y propósitos de Dios. Estas son las semillas de desvío y distracción que se sembraron para atacarnos como un trabajo interno cuando Dios quería promovernos.

LAS SEMILLAS DE RELACIONES Y ALINEAMIENTOS INCORRECTOS:  Los lazos que tenemos con personas, redes y movimientos que no son adecuados para nosotros. Los lazos que tenemos con personas que se enfrentan en secreto contra nosotros y que no podemos ver.

LAS SEMILLAS DE UNA FALSA IDENTIDAD: Creo que son aquellos que han construido su vida en torno a un sistema religioso o una infraestructura de algo que no está dirigido por el Espíritu y los mantiene en cautiverio. Son personas que requieren mucho trabajo y lo mantienen y Dios los está enfrentando para ponerlos en libertad.

LAS SEMILLAS DE CICLOS GENERACIONALES Y DISFUNCIONES: Los puntos de conexión que nos mantienen atados a ciclos, hábitos, mentalidades y adicciones disfuncionales. Dios no quiere que vuelvan a dar la vuelta a esa montaña.

LAS SEMILLAS DE DOLOR Y TRAUMAS: Estas son las semillas que siguen volviendo como un perro por un palo. Temporadas de dolor y abuso los han hecho sentir como víctimas y Dios está enterrando esas mentiras de una vez por todas.

LAS SEMILLAS DE TORMENTO DEMONIACO: Las semillas sembradas que han creado puntos de entrada para que los demonios vengan y los intimiden a diario. Estas semillas están cayendo a tierra en esta temporada.

LAS SEMILLAS DE CONTROL Y MANIPULACION: Este lazo narcisista les ha robado lo suficiente al silenciarlos y mantenerlos atados como un títere en una cuerda.

SEMILLAS DE COMPLACENCIA Y CRISTIANISMO TIBIO: Las semillas de apatía que le han quitado el fuego a la iglesia y han convertido su pasión en una tarea religiosa.

Así es, Dios nos está liberando ahora mismo para nuestro propio beneficio, aunque no lo veamos. Solo vemos lo que se ha perdido, pero muchos de nosotros hemos estado a horcajadas sobre la cerca durante demasiado tiempo y nos ha estado desgastando. Esta es la manera en que Dios nos rescata, incluso si no pareciera en este momento.

Notarán que todo lo que fue hecho por el hombre permanecerá en la tierra, todo el esfuerzo, la lucha por las sobras, la ambición elevada y las ideas que no nacieron del Espíritu Santo. También notarán que los ataques relacionales, las calumnias y el constante aluvión de charlas en su contra se quedan en la tierra ya que Dios ha usado esta temporada de profunda rendición para limpiar la casa, cortar los lazos con las personas equivocadas, asesinos, falsos confidentes y los que se oponen secretamente a su misión.

TRAMPAS POR EVITAR EN UNA TEMPORADA DE CIERRE

La tentación de correr hacia atrás para evitar la incomodidad de lo nuevo.

Tratar de retener semillas que necesitan ser entregadas al Señor.

Tomando este proceso como un juicio o fracaso.

Personas de temporadas pasadas que intentan reconectarse o unirse a ustedes.

Viejas fuentes de control y manipulación intentando volver a poner sus garras sobre ustedes

Oportunidades para ensayar y revivir el dolor y el rechazo de una situación enterrada.

Asumir las opiniones y juicios de los críticos influenciados por el acusador.

Revolcarse en la desesperanza y la derrota.

Creer las mentiras del enemigo de que se acabó para ustedes y sus mejores días terminaron.

NO HA TERMINADO – ES UN NUEVO COMIENZO

No van a creer las cosas que Dios va a resucitar en los días por venir. Ministerios, movimientos, planes, matrimonios, familias y legados. Se siente como una temporada de entregar las piezas rotas de sueños y deseos, promesas y destino alrededor de los cuales han construido su vida, pero miren cómo Dios dará nueva vida a lo que pensaban que estaba muerto e imposible de levantar.

Pronto verán que, si bien esta temporada fue dolorosa, fue el reinicio que necesitaban para poder entrar en el nuevo día que Dios está abriendo para ustedes. Será inesperado para aquellos que aún viven en el dolor de soltar lo que construyeron y lo que sintieron que fracasó. Pero se sentirá como si les estuvieran dando un nuevo mapa, una brújula y direcciones a medida que Dios revive los naufragios de la temporada pasada y sopla un viento fresco en sus velas. Su corazón puede estar todavía entumecido y sintiendo la esperanza diferida, pero pronto comenzarán a sentir a Dios reviviendo los lugares profundos de su alma y ríos frescos de agua viva fluirán de ustedes nuevamente. ¿Han sentido como si se hubieran metido en la tumba? ¿Han sentido que todo terminó? ¿El enemigo pensó que los había vencido? Piensen otra vez. (Nate Johnston)

Ezequiel 37:12 Por eso, profetiza y adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “Pueblo mío, abriré tus tumbas y te sacaré de ellas, y te haré regresar a la tierra de Israel.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


No ha terminado, es un nuevo comienzo

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".