Una palabra profética para los próximos seis meses

Publicada el
Una palabra profética para los próximos seis meses

Recuerden las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo. Isaías 46:9-10

REFRESCAMIENTO

Un refrescamiento divino se está extendiendo sobre el Pueblo de Dios. Este refrescamiento vigorizará, motivará y rejuvenecerá el cuerpo y el alma. Las fortalezas están siendo desatadas y derribadas. El León de Judá está rugiendo sobre Su pueblo con amor. Nuestros ojos se han cansado de ver batallas y guerras dentro de nosotros mismos, nuestro hogar, nuestro trabajo y muchos ataques en curso en el cuerpo físico que parecen no ceder. Veo al Señor derramando un cuenco de aguas refrescantes sobre Sus hijos e hijas. Es como tener arena en los pies y una ola en el océano entra y se la lleva. ¡Nuestro lamento se convertirá en danza, dice el Señor!

Salmos 30:11 Tú has cambiado mi lamento en danza; has desatado mi cilicio y me has ceñido de alegría;

Lamentaciones 5:21 NTV ¡Restáuranos, oh, Señor, y haz que regresemos a ti! ¡Devuélvenos la alegría que teníamos antes!

AUDACIA Y CONFIANZA

Veo audacia sobre las personas como nunca. Siento que han retrocedido porque no se sentían seguras de sí mismas, pero el Espíritu Santo está fortaleciéndolos para que se levanten, declaren justicia, pronuncien palabras, edifiquen, exhorten, consuelen, evangelicen y caminen con extrema valentía en todo lo que el Señor tiene para que hagan. Es el celo y la pasión lo que encenderá los corazones para correr con fervor hacia el Padre. La audacia y la confianza llenarán con tanta fuerza al Pueblo de Dios. La vergüenza y la timidez están separándose del Cuerpo de Cristo. Un gran movimiento está comenzando en la tierra; por lo tanto, se necesita gran audacia, confianza y fuerza.

Hechos 28:31 Predicando el reino de Dios, y enseñando todo lo concerniente al Señor Jesucristo con toda libertad, sin estorbo.

IDENTIDAD

Veo coronas y espadas puestas ante el altar. Veo hombres y mujeres que vienen a recogerlas. Se está restaurando la identidad de aquellos que han sentido que les fue despojada. El enemigo entró y derribó a muchos creando cansancio, confusión y caos. Ya no se quedarán atrás mirando la corona y la espada, sino que volverán a tomar la tuya. Comprenderán su identidad en Cristo. Caminarán con valentía y verdad. Muchas personas que han estado bajo la dirección de líderes religiosos se están liberando y llegando a conocer su verdadera identidad en Cristo. Serán hachas de guerra del Señor. Porque Dios usará a los menos probables. Los que otros desechan. Él los usará poderosamente y ellos demostrarán el Reino de Dios.

1 Pedro 2:9 Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

JUICIO

Se está poniendo orden en la casa del Señor. Porque las cosas que han sido barridas debajo de la alfombra quedarán expuestas. A muchos se les ha dado tiempo para arrepentirse. Y a medida que pasaban los días, la codicia y la corrupción han surgido de estos lugares. Al Señor no le agrada el mal olor de la idolatría, la complacencia y la codicia. Justo cuando llegue este orden y juicio, muchos volverán sus corazones al Padre, pero algunos intentarán resistir todo y continuarán con sus caminos idólatras. Sólo permanecerán los verdaderamente edificados sobre la Roca, los demás serán lavados como la arena.

Lucas 6:48-49 Es semejante a un hombre que, al edificar una casa, cavó hondo y echó cimiento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el torrente dio con fuerza contra aquella casa, pero no pudo moverla porque había sido bien construida. Pero el que ha oído y no ha hecho nada, es semejante a un hombre que edificó una casa sobre tierra, sin echar cimiento; y el torrente dio con fuerza contra ella y al instante se desplomó, y fue grande la ruina de aquella casa.

LA PRESENCIA DE DIOS Y LA ADORACION

Un sonido nuevo y fresco está saliendo de la adoración. Adoración al Señor, derramamiento de sí mismos para llenarnos de la presencia de Dios. Veo la presencia del Señor reposando sobre lugares en los que lo invitan a entrar. Él se moverá en medio de Su Pueblo con señales y prodigios para que Su nombre sea glorificado en la tierra. Ningún hombre se llevará el crédito, serán voces auténticas del Señor las que den paso a la presencia del Dios vivo. La adoración y la alabanza llenarán el ambiente rompiendo cadenas y liberando al Pueblo de Dios. La verdadera adoración estará donde esté la Presencia de nuestro Rey. Adoración que exalta el nombre de Jesús por encima de todo. ¡¡Su nombre es grandemente digno de alabanza!! ¡Muchos corazones serán sanados y restaurados durante este tiempo! (Rebeca Kerry Hudson)

Juan 4:23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Una palabra profética para los próximos seis meses

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"