Yo he estado desviando las flechas del enemigo

Publicada el
Yo he estado desviando las flechas del enemigo

No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela de día, ni la pestilencia que anda en tinieblas, ni la destrucción que hace estragos en medio del día. Aunque caigan mil a tu lado y diez mil a tu diestra, a ti no se acercará. Salmos 91:5-7

Ha habido mucha guerra espiritual a su alrededor en el reino invisible.  Sin embargo, mucho de esto no les ha impactado directamente porque el Señor ha estado desviando las flechas de fuego que han sido lanzadas hacia ustedes. Sí, pueden sentirse inusualmente cansados y físicamente débiles. Eso es debido al implacable remolino espiritual que los rodea.  Sin embargo, han sido protegidos de los más feroces ataques y asaltos demoníacos. Sus ángeles están activos en su asignación, rodeándolos y protegiéndolos. Los han estado preservando y protegiendo mientras atraviesan esta coyuntura crucial en el valle de la decisión.  En las próximas semanas, su futuro comenzará a tomar forma.  La incertidumbre y la confusión darán paso a la claridad y la dirección”.

Salmos 91:11-13 Pues Él dará órdenes a sus ángeles acerca de ti, para que te guarden en todos tus caminos. En sus manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y la cobra pisarás; hollarás al cachorro de león y a la serpiente.

Sabrán qué camino tomar. Discernirán los próximos pasos que deben dar. Verán el camino a seguir.  Por fin, las cosas volverán a moverse en su vida.  El estancamiento de esta larga temporada que pasó dará paso a los de repentes, ímpetu y aceleración.  Las conexiones, las llamadas y las conversaciones vendrán de lugares y personas inesperadas.

Algunos de ustedes tendrán segundas oportunidades para decir «sí» a las oportunidades que perdieron. El arrepentimiento se convertirá en regocijo.  La pérdida se convertirá en risa.  La decepción se convertirá en alabanza.  La puerta que estaba cerrada se abrirá de nuevo. Los sueños dormidos cobrarán vida. Sí, los planes cambiarán. Los horarios cambiarán.  En algunos casos, se le desviará hacia una trayectoria completamente nueva. Se adentrarán en un nuevo territorio.

Pero no será un momento de frustración, miedo o ansiedad.  Por el contrario, las diferentes partes encajarán fácilmente en su lugar. Habrá una profunda sensación de alineamiento y anticipación. Sabrán que esto es lo correcto. Es lo que han estado esperando. Es para lo que han sido preparados. Puede parecer que hay vallas, obstáculos y barreras. Pero no son lo suficientemente formidables como para impedir su avance.

Sigan adelante. Observen cómo se apartan. El Espíritu viene a soplar vida fresca a sus huesos secos. Su visión será renovada. Su pasión regresará.  Su confianza será restaurada.  Han estado esperando. Orando, anhelando, esperando. Ahora es el momento de ver el fruto y el cumplimiento de su perseverancia y paciencia. (Craig Cooney)

Éxodo 14:14 Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.

Salmo 126:1-3,5 Cuando el Señor hizo volver a Sion a los cautivos, nos parecía estar soñando. Nuestra boca se llenó de risas; nuestra lengua, de canciones jubilosas. Hasta los otros pueblos decían: «El Señor ha hecho grandes cosas por ellos». Sí, el Señor ha hecho grandes cosas por nosotros, y eso nos llena de alegría.

Ezequiel 37:5 Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: “Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir”.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Yo he estado desviando las flechas del enemigo

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".