Algo nuevo está naciendo, no te rindas

Publicada el
Algo nuevo está naciendo, no te rindas

Ahora, ¿por qué gritas tanto? ¿No hay rey en ti? ¿Pereció tu consejero, que te ha tomado dolor como de mujer de parto?  Duélete y gime, hija de Sion, como mujer que está de parto; porque ahora saldrás de la ciudad y morarás en el campo, y llegarás hasta Babilonia; allí serás librada, allí te redimirá Jehová de la mano de tus enemigos. Miqueas 4:9-10

“Veo que el nacimiento se está produciendo y en el proceso de nacimiento, debe hacerse presión.  La presión hace que el nacimiento pase por un camino estrecho y a través de ese camino estrecho se presiona más para que nazca la vida. Entonces, ¿están en este momento de su vida? Hay presión viniendo de todos lados, presiones casi extrañas e inusuales. Están tratando de sacarlos de las promesas y otras intentan arrebatarles las promesas, porque del mismo canal de parto salen las cosas que se desechan y las que dan vida. Por eso les digo en este momento y en esta hora en la que están, a través de la presión que ha venido, el enemigo ha tratado de destruir las promesas que Yo les he dado. Pero Yo he permitido que las presiones en su vida produzcan una vida más abundante”.

Salmos 119:143 Aflicción y angustia se han apoderado de mí, mas tus mandamientos fueron mi delicia.

“Y esas cosas que parecen extrañas, esas cosas en las que han caminado en esta temporada que nunca habían visto o conocido, son para traerles vida, nueva y fresca vida, porque para recibir las promesas, deben pasar por presión. La presión exprime todo lo demás, para traer tanto las promesas de vida, el destino y las asignaciones de las cosas a las que Yo los he llamado, dice el Espíritu de gracia y misericordia. Así que permitan la presión. Sé cómo se sienten en lo natural, pero estas cosas deben suceder para que la vida surja. Recibir las promesas requiere fe, como pueden ver a través de Mis siervos de la antigüedad, fueron purificados, fueron santificados, fueron presionados para que se cumpliera la promesa. Cada hombre y mujer de Dios que Yo llamo pasa por presión antes de salir a lo nuevo. Así que, Yo les estoy dando nueva vida y la presión que están sintiendo, no permitan que el enemigo haga que la menosprecien”.

Hebreos 11:32-34 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas; que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.

“Permanezcan en Mi presencia y verán que esas cosas que el enemigo quiso hacer para dañarlos Yo tengo una manera de cambiarlas para su bien dice el Señor. Sacaré de ustedes lo que Yo he deseado. Haré surgir de ustedes una nueva y fresca presencia, una nueva hambre, un nuevo celo, un nuevo deseo por más de Mí. Eso es lo que estoy requiriendo en este momento, en esta temporada de Mis hijos, que ellos comiencen a dirigir todos sus deseos hacia Mí. Y mientras lo hacen, dice el Señor, cuando la presión sea mayor de lo que pueden soportar, Yo les proporcionaré un lugar seguro, saldrán como oro puro. No se les negará nada en este momento, en este tiempo, en esta temporada en la que están, podrán hacerlo. Así que avancen, avancen hacia las cosas que son eternas, avancen hacia las cosas que traen vida eterna dice el Señor, dejen atrás las cosas temporales y avancen hacia lo eterno”. (Debra Lowe)

2 Corintios 4:16-18 NTV Es por esto que nunca nos damos por vencidos. Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu va renovándose cada día. Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades! Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Algo nuevo está naciendo, no te rindas

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".