Palabra profética para agosto

Publicada el
Palabra profética para agosto

El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí”. Mateo 25:40

En el mes de agosto, Dios está trayendo cambios rápidos para que sus lugares difíciles se conviertan en un campo abierto. Dios está trayendo conexiones divinas para fortalecer al Cuerpo de Cristo. Él está liberando la fe para la generosidad radical, las estrategias divinas para defender a los demás y las soluciones para satisfacer las necesidades de los desprotegidos. Este mes, acérquense al Espíritu Santo y escuchen sus susurros. Él los guiará mientras dan pasos audaces de fe y los acompañará en su valentía.

Juan 16:13 Cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad. Él no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que ha oído y les contará lo que sucederá en el futuro.

CAMBIOS RAPIDOS

Recientemente, mi madre tuvo que ser operada de urgencia. Todo fue bastante repentino y alarmante -incluso traumático- y después, desarrolló algunas complicaciones muy serias. Hubo varios días en los que estuvo en estado crítico y necesitábamos un milagro. Muchas personas oraron por ella durante ese tiempo. De la noche a la mañana, pasó de necesitar 11 litros de oxígeno a no necesitarlo en absoluto. Fue un cambio marcado y repentino en su condición. Sabía que era la mano de Dios y una respuesta a las fieles oraciones de los santos que luchaban por su salud.

En ese momento, fue una batalla minuto a minuto mientras yo permanecía en fe, creyendo en las promesas y Palabra del Señor. En un momento dado, uno de sus proveedores de atención médica vio su grave situación y me dijo que era mejor que me preparara para su muerte. Sin embargo, me negué a aceptar esas palabras. Estaba en plena batalla y no podía permitirme ningún pensamiento que no estuviera arraigado en la verdad y en el corazón de Dios. Después de varios obstáculos, mamá venció todas las probabilidades y expectativas y ahora está en casa, prosperando (en tiempo récord).

Muchos de ustedes han experimentado recientemente situaciones similares, en las que fueron arrojados repentinamente al frente de una batalla, y se necesitó todo lo que tenían para mantener una mentalidad victoriosa y simplemente creer en Dios. Así como lo hizo por nosotros, Dios está provocando cambios rápidos que sorprenderán a los detractores y revitalizarán a los fieles que luchan en el frente.

2 Corintios 4:8-9 Por todos lados nos presionan las dificultades, pero no nos aplastan. Estamos perplejos, pero no caemos en la desesperación. Somos perseguidos, pero nunca abandonados por Dios. Somos derribados, pero no destruidos.

Dios le está recordando a Su pueblo que Él está con ellos pase lo que pase. Él está resaltando dónde están experimentando batallas y enseñándoles cómo orar. Él está respondiendo a sus oraciones y trayendo un cambio repentino para que su lugar difícil se convierta en un campo abierto. El Salmo 18:19 dice: «Me sacó a un lugar espacioso; me rescató porque se agradó de mí». Es una temporada de cambios rápidos. Si se han sentido aplastados, agobiados o impotentes para cambiar las cosas, entonces esta palabra es para ustedes.

Recuerden las promesas que Dios les ha hecho. Pidan a los fieles que los rodean que oren. Permanezca en la fe y crean en la Palabra de Dios para ustedes. Adoren. Mantengan la esperanza y cuídense de las palabras que se dicen en contra de su situación. Sean diligentes para rechazar las maldiciones y hablar bendiciones. Hablen las Escrituras sobre su situación. Pidan ayuda cuando la necesiten y traten de obtener el descanso que su cuerpo necesita.

CONECTANDO CORAZONES

Los tiempos que vivimos pueden ser muy divisivos si no tenemos cuidado de guardar nuestros corazones. Dondequiera que miramos, parece que las diferencias entre nosotros son resaltadas, difundidas e incluso capitalizadas. El enemigo está haciendo todo lo posible para dividir, alienar y separarnos unos de otros.

Dios se está moviendo poderosamente para conectar los corazones de las personas y fortalecer las conexiones. Hacia donde vamos, será necesario permanecer juntos y fuertes, confiando y apoyándonos los unos a los otros. Esta es una temporada de preparación y de profundización de las relaciones. Con tantas cosas virtuales, y ahora que la iglesia es tan «fácil» como encender el ordenador, conocer gente y conectarse realmente puede ser más difícil.

Algo poderoso sucede cuando estamos físicamente en presencia de los demás. No dejen de reunirse con otros creyentes cuando tengan la oportunidad. Las relaciones se fortalecen y se profundizan para añadir impulso y sinergia dentro de esas relaciones. Hebreos 10:24-25 dice: “Pensemos en maneras de motivarnos unos a otros a realizar actos de amor y buenas acciones. Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca”.

Dios está reuniendo a las personas para fortalecer el Cuerpo de Cristo. Algunos conocidos se convertirán en amigos íntimos. Los amigos se convertirán en cónyuges. Los buenos amigos se convertirán en socios comerciales. Y algunos que no están alineados o sólidamente conectados en su vida se alejarán para hacer espacio a relaciones estratégicas y oportunas. Si han estado hambrientos de comunidad, relaciones e incluso de encontrar su «tribu», esta palabra es para ustedes. También es para aquellos que han sentido que les ha costado conectarse con la gente.

Si esta palabra resuena en ustedes, sean valientes y vayan más allá de su zona de confort. El crecimiento se producirá allí. Conozcan gente nueva, y cuando tengan la oportunidad de reunirse físicamente, ¡digan que sí! Dios está trayendo a su órbita a aquellos que necesitan. ¡Den un paso de fe y observen lo que Él hará!

TIEMPO DE SEMBRAR

Dios está despertando los corazones de Su pueblo para que sean intencionales con sus ofrendas durante este tiempo. Dios está haciendo brillar una luz sobre la corrupción, y a medida que esto está siendo expuesto y nuevas cosas salen a la luz, aquellos que son generosos en el Reino de Dios querrán ser estratégicos en lo que siembran.

Observen como Dios trabaja en su corazón para resaltar ciertos negocios o ministerios que están haciendo la obra del Reino. Él puede invitarlos a comprarles (negocios) o a sembrar en ellos (ministerios). Piensen fuera de la caja y sean selectivos, estratégicos e intencionales con lo que dan. Dios bendecirá su generosidad, amplificándola y derramándola sobre ustedes y el que reciba su ofrenda. 2 Corintios 9:6 dice: «Recuerden lo siguiente: un agricultor que siembra solo unas cuantas semillas obtendrá una cosecha pequeña. Pero el que siembra abundantemente obtendrá una cosecha abundante.». Por lo tanto, ¡sean generosos! Si Dios está destacando los negocios y ministerios del Reino para ustedes, ¡presten atención! Él les dará una revelación sobre dónde dar y en quiénes sembrar.

Observen como Dios trae negocios y ministerios a su camino. Al sembrar en estos ministerios y negocios, ustedes estarán haciendo avanzar el Reino. Dios bendecirá su ofrenda y a ustedes por dar. Si ustedes realmente creen en lo que hacen, ¡sean intencionales en hablar a otros sobre ellos!

DEFENDER A LOS DEMAS

A lo largo de toda la Biblia, el corazón de Dios para defender a los que no pueden ayudarse a sí mismos se muestra constantemente, una y otra vez. Pueden ser personas en situación de pobreza; de viudas; de niños o huérfanos; de personas que luchan contra una enfermedad o una discapacidad; de quienes han sido víctimas de la trata o el abuso; o de cualquier otra persona desprotegida, herida o deprimida. Como creyentes, llevamos el corazón de nuestro Padre, y a medida que Él nos mueve, es nuestra responsabilidad y privilegio llenar ese vacío en ellos.

Dios está levantando a aquellos que responderán a su llamado para abogar por aquellos que no pueden defenderse por sí mismos. Si usted es un padre, este papel puede ser más natural para usted, pero todos los creyentes pueden abogar por alguien más. Vean si Dios ya ha puesto uno de estos grupos de personas en su corazón. ¿Tienen una conexión para acceder a ellos? Si no es así, oren sobre lo que Dios quiere que hagan y pídanle que les abra una puerta.

Proverbios 31:8-9 (TPT) dice: «Pero tú serás un rey que hable a favor de los desheredados y abogue por los derechos legales de los indefensos y de los moribundos. Sé un rey justo, que juzgue a favor de los pobres e interceda por los más necesitados».

Dios está levantando guerreros para luchar por los que no pueden luchar por sí mismos. Él está liberando las estrategias a los creyentes para que su Cuerpo pueda satisfacer las necesidades de los necesitados. Él está acelerando las conexiones y destacando los ministerios que están alineados con diferentes grupos de personas.

Esta palabra es para ustedes si se han sentido agobiados por ciertos grupos de necesitados, pero aún no han salido a ayudarlos. Es posible que su corazón se haya agitado recientemente por una historia que escucharon o por el relato de un amigo que se puso en la brecha para abogar por alguien que no podía luchar por sí mismo. Escuchen lo que les dice el Espíritu Santo. Presten atención al grupo de personas o a las personas específicas que Él les está resaltando, y a lo que les está diciendo que hagan. Puede ser algo tan práctico como llevar a su vecino a una cita con el médico o comprar alimentos para alguien. O podría significar servir en un orfanato o en un ministerio de sanidad interior. Todos podemos ayudar a alguien, así que si no saben quién es para ustedes, pídanle al Espíritu Santo que se los muestre. ¿Por quién pueden interceder? Dediquen tiempo a interceder por ellos. (Anne Ballard)

Isaías 58:7-9 NTV Compartan su comida con los hambrientos y den refugio a los que no tienen hogar; denles ropa a quienes la necesiten y no se escondan de parientes que precisen su ayuda. Entonces su salvación llegará como el amanecer, y sus heridas sanarán con rapidez; su justicia los guiará hacia adelante y atrás los protegerá la gloria del Señor. Entonces cuando ustedes llamen, el Señor les responderá. “Sí, aquí estoy”, les contestará enseguida.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Palabra profética para agosto

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"