Estoy rompiendo los yugos familiares

Publicada el
Estoy rompiendo los yugos familiares

En aquel día —afirma el Señor Todopoderoso—, quebraré el yugo que mi pueblo lleva sobre el cuello, romperé sus ataduras, y ya no serán esclavos de extranjeros. Jeremías 30:8

Recientemente, en un sueño, el Señor me llevó a la casa de un acumulador. Estaba llena de pilas y pilas de cajas, pertenencias viejas y basura que estaban apiladas en esta casa y la llenaban hasta el punto de que apenas podía caminar a través de ella. Y luego escuché al Señor hablar y dijo: “Profetiza a la casa, profetiza a las cuatro esquinas de la casa”. Exactamente como habla en Ezequiel 37:4-5 “Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir”.

Así que comencé a profetizar y hablar a la casa. Comencé a hablar del corazón y las intenciones de Dios sobre cada habitación de la casa, y de repente entró un viento torrencial y comenzó a ayudarme, pasó por la casa levantando cada caja, basura, desorden y a arrastrarlos fuera de la casa. Entonces el Señor me dijo: “Estoy barriendo la casa. La estoy limpiando, y voy a cerrarle las puertas al enemigo donde ha tenido dominio y reinado, porque las puertas se han abierto y las familias han quedado vulnerables y abiertas de par en par al ataque del enemigo”. Y lo escuché decir: “Esta es una hora en la que vengo a sanar y reparar generaciones y generaciones del daño. Yo estoy restaurando a las familias al diseño original que tenía pensado para ellas», dice el Señor.

«Durante muchos años, las adicciones y la disfunción han sido el legado de las familias, pero esta será una temporada en la que cambiaré la agenda del enemigo y comenzaré a convertir a las familias en un poderoso legado del Reino en lugar de las adicciones, la disfunción y los ciclos interminables. De repente las familias entrarán en la bendición, en el favor y en la salud. En un momento vendré a barrer los problemas y la enfermedad constante que ha estado invadiendo los matrimonios y las familias durante generaciones. Hogares donde ha habido un reinado abierto para que venga el enemigo a plantar malas y cancerosas hierbas.”

ARRANCANDO LAS MALAS HIERBAS

«Sí, estoy arrancando las malas hierbas que han sido plantadas y han estado creciendo en la oscuridad donde no se ha permitido que brille la luz. Las conversaciones tácitas en las que se ha permitido que la enfermedad pudra y crezca durante años, Yo estoy haciendo brillar Mi luz sobre ellos para que las malas hierbas puedan ser arrancadas de una vez por todas!»

Mateo 15:13 Jesús contestó: —Toda planta que no fue plantada por mi Padre celestial será arrancada de raíz

LA CAJA DE PERDIDO Y ENCONTRADO

Y así, cuando miré hacia afuera, vi esta casa que era barrida y las puertas se abrieron de par en par mientras el viento del cielo soplaba a través de esta casa. Miré en la esquina de esta casa y vi una pequeña caja. Cuando me acerqué, noté que decía perdido y encontrado. Y cuando abrí esta caja, vi lo que había dentro. Había pergaminos, escrituras y escudos familiares que tenían escritos los apellidos. Y adentro había casas. En el interior había promesas de pródigos que regresaban a casa, finanzas restauradas y promesas de un certificado completo de salud. Y supe que esta caja era la redención de la batalla contra las familias. Era el lugar de restauración donde las cosas se habían perdido y robado.

Esta caja representaba el plan del Señor para cambiar cada asignación del enemigo y cambiar el guion para las familias que han enfrentado batallas y robos interminables durante generaciones. Y en su lugar, Él estaba dándoles las escrituras para limpiar el estado de salud en todos los sentidos. Tantas familias han tenido un sinfín de enfermedades que vienen en contra de ellos, enfermedades familiares corriendo en sus líneas familiares por generaciones. Vi que había adicciones, había perversiones, y había muchos pecados que se habían transmitido de padre a hijo y de madre a hija durante muchas generaciones, pero en un momento se cortaban por completo. Dios estaba restaurando la salud y la integridad.

Vi que dónde había habido un espíritu de pobreza sobre generaciones familiares por muchas generaciones, Dios lo estaba sanando. Vi pródigos que regresaban a casa. Vi esposos que regresaban al Señor. Vi que esta caja representaba la temporada en la que estamos entrando de restauración de la familia de Dios. Verán, el enemigo ha apuntado a la familia. Ha llevado su batalla más que nunca en los últimos 20 años a la sala de estar de la familia. Puso esta batalla en la sala de estar con un propósito, quería destruir familias desde adentro hacia afuera, quería desmoronar familias desde adentro hacia afuera. Pero el Señor dice: “En esta hora, estoy poniendo un manto sobre Mi Iglesia para que sean restauradores de la brecha y expulsen al enemigo. ¡Lo echarán fuera, lo arrojarán a las tinieblas y edificarán los cimientos que por muchas generaciones se han derrumbado!” dice el Señor. Y eso es lo que Él está haciendo.

Y mientras escribo esto, escucho al Señor decir que la liberación vendrá sobre ustedes. Hay libertad que vendrá sobre ustedes donde su familia ha estado atormentada por muchas generaciones. El Señor dice: «En esta hora, estoy quitando el oprobio de muchas generaciones de sus hombros, van a sentir que se les rompe un yugo que ha estado sobre sus hombros por muchas, muchas generaciones», dice el Señor. «¡Estoy rompiendo los pesados ​​yugos que han estado alrededor de su cuello y ya no se identificarán con ellos!»

 Isaías 61:4 Entonces reedificarán las ruinas antiguas, levantarán los lugares devastados de antaño, y restaurarán las ciudades arruinadas, los lugares devastados de muchas generaciones.

ROMPIENDO LA ESCLAVITUD DE JEZABEL

Incluso veo muchos espíritus diferentes que han seguido a las familias durante generaciones, que han pasado de padre a hijo, y se están rompiendo. En esta hora veo el espíritu de Jezabel saltando de miembro a miembro de la familia a lo largo de la línea generacional, y esto ha estado ocurriendo por muchas generaciones. Y el narcisismo ha estado siguiéndolos. Escucho al Señor decir: «Estoy rompiendo el yugo que ha estado esclavizando a Mi pueblo». Y el Señor dice: «En esta hora, declaro que dejará ir a Mi pueblo: están siendo liberados en el nombre de Jesús. Ya no la tolerarán ni se aparecerá. ¡Ya no la dejarán entrar en sus matrimonios y relaciones! Y en esta hora estoy cortando todo acceso a los secuaces de Jezabel que han plagado su hogar con DISTURBIOS y CAOS. Los espíritus familiares están siendo cerrados de su acceso. Los espíritus de vigilancia y monitoreo están siendo eliminados para que ya no puedan ver en sus hogares y matrimonios. Se está cortando la hechicería y el control y se están desconectando las raíces y todos los puntos de conexión para que MI LIBERTAD pueda irrumpir en los hogares. ¡Porque este es un tiempo para fortalecer los hogares y convertir las cuevas de quebrantamiento en lugares de Mi gloria!»

LEVANTEMOS UN ESTÁNDARTE SOBRE LOS HOGARES

Siento el Espíritu del Señor diciendo: «Estoy levantando un estandarte ahora mismo sobre las familias».

Isaías 59:19 Del oriente al occidente temerán el nombre del Señor y reconocerán su poder. Ciertamente el enemigo vendrá como un río caudaloso, pero el espíritu del Señor desplegará su bandera contra él.

Veo las paredes del Mar Rojo retroceder, veo a las familias cruzar sobre tierra seca. Veo los lugares donde se sentía como si hubiera obstáculos por todos lados. Donde muchos incluso se han preguntado: «¿Cómo pueden mis hijos encontrar a Jesús en medio de las batallas culturales? ¿Cómo pueden mis hijos encontrar la identidad que Dios les dio nuevamente en un momento de confusión de género?» El Señor dice: «Yo les he prometido que sus hijos y sus familias cruzarán sobre tierra seca. Este es un momento y una hora en la que estoy sacando a la familia de Dios de Egipto. Estoy guiando a los que han pasado por una disfunción a través de muchas, muchas, muchas generaciones de batallas y ataques demoníacos, los estoy sacando”. dice el Señor. «Esta es la hora en que Yo estoy levantando las antiguas devastaciones de la familia».

Incluso ahora mismo, profetizo sobre ustedes. Tomo autoridad sobre cada asignación y principado que ha sido enviado para desmantelar a su familia por muchas generaciones, será quebrantado. Cada voto, cada pacto que fue hecho por sus antepasados, por su familia desde hace muchas generaciones, ahora mismo los sumergimos bajo la sangre de Jesús y hacemos un mejor pacto ahora mismo. Señor, solo pedimos que se establezca un nuevo linaje sobre aquellos que leen esto ahora mismo, que establezcas un nuevo linaje en el poderoso nombre de Jesús. Sí, el Señor dice que establecerá un nuevo linaje a partir de este día y ya no identificarán de dónde han venido. «¡Honrarán y respetarán su línea familiar pero entrarán en MI línea de sangre a partir de este día! ¡Este es un nuevo día y todo lo que está detrás de ustedes está sumergido bajo la sangre de Jesús!»

1 Pedro 2:9 Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien los hechos maravillosos de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Tal vez han estado luchando contra la adicciones. Tal vez están luchando con la infidelidad. Tal vez están luchando con un matrimonio roto. Tal vez están luchando con el dolor de los hijos e hijas pródigos. Tal vez están luchando con estar aislados y alienados. Tal vez están luchando por no encontrar con quién Dios los ha llamado a correr, su pareja y su alma gemela, sea lo que sea y de cualquier manera que el enemigo haya luchado contra ustedes, hoy, el Señor quiere liberarlos. Creo que hoy en día hay una unción sobre esto para romper las ataduras, especialmente para aquellos que han crecido en hogares narcisistas y durante muchas generaciones han experimentado el narcisismo e incluso han visto el fruto y los patrones en su propia vida. El Señor está quebrantando ese espíritu de Jezabel que ha estado tratando de ponerse en ustedes queriendo que se identifiquen con él. ¡Hoy se rompe! Y el Señor les dice hoy que son puros. El Señor les dice hoy que son santos. El Señor les dice hoy que ya no tienen que identificarse con los pecados de sus antepasados ​​en el nombre poderoso de Jesús. (Nate Johnston)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Estoy rompiendo los yugos familiares

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".